Flavita Banana: «El humor está más cerca de la inteligencia que de la comicidad»

13 julio, 2021
vineta-flavita-banana-para-parenthesis Ilustración cedida por Flavita Banana.

Este episodio del podcast Parentehsis forma parte de una series de podcasts dedicados al humor y la ironía como herramienta de comunicación en la que también han participado Isa Calderón y Kike García. La protagonista es la ilustradora Flavia Álvarez-Pedrosa Pruvost, más conocida por su nombre artístico como Flavita Banana, en una conversación con Efraín Foglia, profesor de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC.

Para los que no la conozcáis (que deberéis ser pocos), Flavita Banana se define como viñetista de humor para periódicos, es la descripción más ajustada con la que se siente más cómica. También hace viñetas para campañas de publicidad y escrito libros recopilando su trabajo. ”Soy dibujante de las cosas normales”, explica.

Puedes escuchar aquí su conversación:

¿Qué comen tu cerebro, tu alma y tu corazón?, empieza preguntando Efraín. “Básicamente leo y hablo. Intento evitar consumir viñetas cuando voy corta de ideas. Leo muchísima novela (clásica y contemporánea) y hablo con la gente. Me cuesta mantener atención en pantallas así que no veo muchas películas ni series.” 

Flavita Banana estudió Ilustración en La Massana, ahí aprendió métodos, formatos, materiales… es decir, la parte técnica. Sin embargo, para hacer viñeta de humor, ser autora, el contenido es difícil de aprender, aclara: “El humor se tiene o no se tiene, aunque se pueda reforzar. Sobre todo necesitas mucha inquietud para compartir tus viñetas con los demás”.

El humor es reflexionar tú y lograr que el otro reflexione.

Cuando le preguntamos sobre su trabajo como ilustradora nos cuenta: “Me siento más segura pensando que comparto mi opinión, no quiero ser profeta de nada. No obstante, hay cosas que son certezas, no opiniones. El feminismo no es una opinión, es un movimiento.” A propósito del feminismo, uno de los temas centrales en sus viñetas, nos cuenta que, para ella, descubrir el feminismo fue como un despertar: «Descubrí el feminismo a través de las relaciones románticas. El tornillo fue apretando hasta que desperté. He crecido educada por una mujer, mi madre, y mi hermana mayor. He crecido sabiendo que la mujer puede hacerlo todo, sin saber que eso tenía un nombre”, comparte la ilustradora Flavita Banana

El día a día de una ilustradora

Herramientas para una ilustradora como Flavita Banana.
Imagen de Kelly Sikkema (Unsplash)

¿Cómo y cuándo trabaja Flavita Banana? Depende del día. Nos cuenta que la parte de gestión ocupa una parte importante del día: «El trabajo principal, que es darle a la cabeza para hacer una viñeta, la hago durante el día. Tengo que obligarme a decir que eso es trabajo. El modelo 8-8-8 a mí me choca. Ya desde pequeña me inquietaba el concepto “tiempo libre”, no me encaja. Con el trabajo que tengo, decidí fundir la frontera entre trabajo y tiempo libre” reflexiona.

Inspiración y referentes

¿Cómo podemos introducir el humor en la docencia de la comunicación? «Es muy difícil enseñar a comunicar a través del humor. Es fundamental tener empatía: estás reflejando lo que le pasa al mundo. Me inspira mucho hablar con gente que está en desacuerdo conmigo. Quiero saber cómo piensan los demás. El material teórico relacionado con el humor está en Internet: hay entrevistas a humoristas de todo tipo. Que las lean todas», aconseja. Según Flavita Banana, el humor es algo tan primario como comer. Es difícil y frívolo analizarlo.

Cuando le preguntamos por sus referentes, corrobora que Mary Beard es una de sus autoras de referencia. Dentro de ser una gran historiadora, tiene una enorme capacidad comunicativa. En “Mujeres y Poder” explica la relación entre el poder y las mujeres: qué mujeres han estado en el poder, cómo lo han gestionado y cómo deberíamos gestionarlo de ahora en adelante. «Todas las mujeres deberían leer este libro» recomienda.

También nos comparte sus referentes del ámbito de la ilustración. Los referentes hispanohablantes son todo hombres: Forjes, Quino, Cesc. «Me gusta porque, por ejemplo, Cesc hace más que humor: no te ríes, sonríes. El humor está más cerca de la inteligencia que de la comicidad. El humor es reflexionar tú y lograr que el otro reflexione», termina.

Autor / Autora
Editora de contenidos de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación.
Comentarios
Deja un comentario