Ficciones (y posficciones) en la era de la COVID-19

11 mayo, 2020
Ficciones COVID19

Incluso en plena pandemia mundial nos siguen gustando las historias. ¿Qué tipo de ficciones y posficciones han surgido durante el confinamiento causado por la COVID-19? Lo analizamos con Toni Roig, profesor e investigador de nuestros Estudios, y Raquel Herrera, profesora colaboradora de la UOC.

Y es que, si algo ha permitido el confinamiento a algunos creadores ha sido dar rienda suelta a la creatividad. Durante las últimas semanas hemos visto cómo proliferaban en las redes sociales todo tipo challenges artísticos, juegos online, ficciones y posficciones creadas en entorno COVID-19. 

Ingredientes de las ficciones del coronavirus

Son muchas las ficciones que han aparecido en las últimas semanas. Algunas surgen del aburrimiento, otras con ánimo de entretener y hacer reír, y algunas pocas, por encargo de grandes plataformas. ¿Tienen algo en común todas ellas? ¿Qué dinámicas vemos en estas ficciones creadas, grabadas y editadas en pleno confinamiento?

Raquel Herrera observa tanto contenidos que integran dinámicas innovadoras como otros contenidos que utilizan técnicas más conocidas. Por ejemplo, los populares formatos breves, propios de producciones tipo webs o independents, donde lo más profesional es la calidad de las cortinillas y el reparto. 

ficciones-covid19-3Entonces… ¿hay innovación en las ficciones del confinamiento? La profesora así lo afirma y destaca “la rapidez con la que asumimos los cambios en la suspensión de la incredulidad. Sin exteriores, sin equipos técnicos, con entornos y tramas bastante limitadas, aceptamos esta nueva realidad de ficción.” Por ejemplo, en la webserie Historias Confinadas de El Terrat se introducen los nombres de los actores y los personajes, sobreimpresos en la pantalla. “No se intenta separar en ningún momento el nombre de los actores de los personajes: lo asumimos mezclado.”

Así, Raquel Herrera identifica cierta homogeneidad en estos contenidos.  “Las webseries Historias Confinadas y la webserie independiente la 2021 de Ann Perelló, actriz y estudiante del Grado de Comunicación de la UOC, y el guionista Pau Escribano (de los que disponemos en la web en castellano para llegar a todo el Estado Español) se parecen tanto en duración como en temas al programa euskera Etxekoak, que sería un ejemplo aparentemente exótico (y no lo es tanto).”

Otro elemento que juega a favor de la innovación es tener tiempo para idear estas ficciones. En ese sentido, la plataformas HBO anunciado el estreno de En Casa, cinco episodios dirigidos por varios directores y directoras españoles sobre el confinamiento. “Habrá que ver si más tiempo ofrece más innovación al menos formal. En los ejemplos de EE.UU., el despliegue de recursos y contactos favorece productos más elaborados aunque sean caseros, como en Some Good News” explica la profesora.

Ficción y posficción 

De la combinación creatividad y confinamiento no solo han salido webseries sino que este material convive con una gran cantidad de contenido disponible online.

ficciones-covid19-9La profesora Herrera lo clasifica como telerrealidad vinculada a marcas personales: “los lives de músicos, o actores (donde destaca por ejemplo la actriz Ana Millán, que acumula más de 6000 conectados en cualquier emisión personal). Todos ellos dan continuidad al universo creativo aunque no esté especialmente guionizado.”

Dentro de todo este cajón de contenidos y formatos, destaca el que seguramente ha sido EL fenómeno de Twitter desde que la COVID-19 llegó a España: la cuenta de Twitter @Coronavid19. Es decir, el mismísimo virus personificado y activo en redes sociales. “Quizás una de las cuentas con un guión más trabajado. utiliza el humor negro y la actualidad informativa. Incluso «peleándose» con otras cuentas fake como @Lapestenegra desde antes de que se decretara el estado de alarma” explica la profesora.

Sobre este tema está investigando el profesor de los Estudios Toni Roig para el proyecto de storytelling digital D-Stories de la UOC. “Estamos analizando cómo, a través de formas de interacción lúdica, basada en estrategias de narrativas ficticias pero vinculadas a la actualidad y el humor, se puede contribuir a rebajar la tensión provocada por la incertidumbre de una crisis de esta magnitud.”

Y es que: “El personaje muestra tanto sus fortalezas como sus debilidades, con lo que, mediante la ironía, refuerza las medidas de prevención de las autoridades sanitarias.”

El futuro de la industria

Por ahora, así son las ficciones del confinamiento. Las ficciones y toda su cadena creativa se verán claramente afectadas por la COVID-19 y la llamada “nueva normalidad”: desde su creación, rodaje, montaje, distribución y exhibición

ficciones-covid19-62No obstante, se hace difícil pronosticar hasta qué punto cambiará la industria y sus procesos: “Todo está un poco en suspense porque, aunque se avance hacia las siguientes fases del desconfinamiento, las condiciones de producción de cualquier ficción están destinadas a cambiar (prevención y seguridad extremas en todas las etapas de producción, contenido de las tramas para fomentar la distancia física, etc)” apunta la profesora colaboradora Raquel Herrera. Confinados o no: seguiremos amando las historias. 

Autor / Autora
Editora de contenidos de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación.
Comentarios
Deja un comentario